Como especialistas en camas ortopédicas en Terrassa sabemos que cada vez son más las personas con algún tipo de impedimento, ancianas o enfermas que optan por este tipo de camas para su hogar. Las camas articuladas son una gran ayuda en el día a día de cualquiera de este tipo de personas.

Una persona que haya tenido que someterse a una operación o tenga algún tipo de minusvalía que le obliga a permanecer en la cama mucho tiempo, encontrará que este tipo de camas ortopédicas tienen muchas ventajas. Muchos de los clientes que acuden a nuestra empresa de camas ortopédicas en Terrassa simplemente son personas mayores que se dan cuenta de la comodidad que este tipo de artículos les proporcionan.

Las camas ortopédicas son bastante más altas que las normales. Por eso, es mucho más sencillo que una persona con dificultades de movilidad pueda sentarse y levantarse. Además, si es necesario asear a la persona que está en la cama, acostarla, incorporarla, etc. requerirá mucho menos esfuerzo para el cuidador. Otra de las ventas que tienen es que al estar pensadas para pasar mucho tiempo en ellas, el enfermo puede desayunar, comer o cenar en la cama con total comodidad, ya que tanto el respaldo como la zona de las piernas se reclina.

A la hora de manejarlas, su sencillez también es un punto a su favor. Solo tienen un mando a distancia desde el que se mueven las distintas zonas de la cama, según los gustos y necesidades de quien está en ella.

Si estás pensando en hacerte con una cama ortopédica ven a Farmacia-Ortopedia Can Parellada.