Las camas ortopédicas en Terrassa entran dentro de las camas hospitalarias, las cuales han salido de los hospitales para entrar en nuestras casas. Ya sea por motivos de salud o por cuidar a familiares de la tercera edad, estas camas tienen una serie de características propias. A lo largo de esta entrada, te las desgranaremos.

Las camas articuladas pueden adoptar distintas posiciones. Esta característica básica las hace muy útiles en hospitales y geriátricos, en especial para personas con movilidad reducida. Las diferentes partes de la cama pueden ser reguladas para mayor comodidad del paciente. Los principales componentes son el somier articulado y un colchón flexible que permita los movimientos.

Las camas ortopédicas en Terrassa, donde entran las articuladas, cuentan con ruedas que permiten la movilidad del individuo según la necesidad. Además, son camas con un alto grado de especialización y aparecen en varios tipos en función de la dolencia del paciente. Pueden contar con capacidad para elevarse, barras de protección laterales o un sistema de frenado.

Estas camas son fáciles de lavar dadas las altas necesidades de higiene que requiere su actividad. Están hechas de materiales metálicos y resistentes para afrontar las problemáticas específicas de los pacientes. Además, según el caso, pueden contar con refuerzos para garantizar la estabilidad de toda la estructura.

Por último, dependiendo de la situación, estas camas pueden llegar a ofrecer distintos planos de articulación. Podemos encontrar dos planos para mantener el torso elevado y las piernas fijas o cinco planos, que permiten el doble movimiento del torso y las piernas, así como la articulación del cuello, entre otros.

Como ves, las camas articuladas son perfectas para afrontar distintos problemas de salud y ofrecer comodidad. Desde Farmacia-Ortopedia Can Parellada te invitamos a contactarnos, la experiencia y la profesionalidad de nuestro equipo son nuestra seña de identidad. Además, contamos con una amplia gama de productos.